Cosas que no harás en Indiana


A través de Dosmanzanas.com, la LLP se ha enterado de que Indiana, EEUU, estado cuya capital es Indianápolis, la de los coches, acaba de prohibir los matrimonios entre personas del mismo sexo acogiéndose al argumento de Dennis K
ruse, que defendió que la familia “es la unidad básica de nuestra sociedad y lo ha sido desde Adán y Eva“, por lo que el matrimonio “debería ser la unión de un hombre y una mujer“. Venga. Desde Adán y Eva, que me da a mí la impresión de que no se casaron porque estaban solos en el Edén y no había sacerdotes que lo hicieran. Así que el señor Kruse habla por hablar. Por ignorancia, vamos. Que hay que aprender el valor del silencio. Y en Indiana, con tanto circuito y coche desatado, no es algo que se aprecie. 
No es la primera vez que este estado, dominado por los republicanos más integristas demuestra su naturaleza hmofóbica y su intolerancia. En septiemnre de 2010, un chico de 15 años, Billy Lucas, se quitó la vida por no soportar el acoso al que le sometían sus compañeros de instituto. Unanoticia de esta tragedia relata que “entre otras acciones se burlaban de él utilizando motes femeninos y le amenazaban constantemente con pegarle una paliza. El joven apenas se defendía de sus acosadores”.
Por otro lado no es extraño que ocurran estas cosas en Indiana. Un lugar del que las guías turísticas dicen que una de sus atracciones más valiosas es, aparte del ruido de los coches, pasar un día en el Museo de la Infancia. “Este museo tiene cinco pisos de diversión para los padres, bebés y  niños mayores”. ¿No suena un poco extraño? Pero eso no es todo: otra de las atracciones -más siniestra y que explicaría el posicionamiento de los que han votado contra el matrimonio homosexual, dice Virginia Woolf- es el museo de Historia Médica, en un edificio de 1895 que albergó el hospital y un centro psiquiátrico y en el que se pueden visitar salas de autopsias. Interesante, sí, señor. Un plan genial. Aunque, recordad el lema: si eres lesbiana mejor no vayas a Indiana. 



Además de esta noticia tan poco sabrosa, la LLP se quiere hacer eco de las reacciones típicamente homófobas que se han registrado en algunos estados de la India tras la publicación de ‘Great Soul’, una nueva biografía sobre Mahatma Gandhi, en la que se hace referencia a una relación homosexual que Gandhi habría mantenido durante años con el fisioculturista alemán, Hermann Kallenbach. 
Al margen de otras consideraciones, la LLP está totalmente en contra de las razones que dan los políticos del estado de Maharashtra para prohibir la publicación en la India de este libro: “Degradar la imagen de grandes líderes indios para hacerse autopublicidad o vender libros parece haberse convertido en una moda“, ha afirmado Sanjay Dutt, portavoz del Partido del Congreso, que gobierna la India. 
-Degradar, dice este individuo- Wonder Woman se remueve en el sofá, inquieta -Escucharle a él decir estas cosas… Eso sí que es degradante. Y más cuando nadie en India ha leído todavía el libro. 

Por otro lado, Ranjit Hoskote, escritor y secretario general de PEN India, se ha manifestado en contra de esta prohibición señalando que la correspondencia entre Gandhi y Kallenbach es conocida desde hace décadas. “No hay secreto ni escándalo“, ha dicho.

Viva Hoskote.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s