Sí, somos 10.000, y todo lo que falta

Vale, somos 10.000 entradas, pero siguen siendo necesarios más de mil millones para que algunos aprendan cuatro datos. Y si no, leed otro temita de este día de celebración.

Gloria María Tomás

Cuánta pena, todos estos ilustres catedráticos a los que les encanta oírse la voz mientras dan muestras repetitivas y obsesivas de su ignorancia. Cuántos numerarios del Opus que presumen de su condición y se sienten fuertes y son presuntuosos por el hecho de pertenecer a un grupo. Y pobres de ellos, que son ignorantes y excluyentes, aunque aseguran que son lo contrario, que somos los demás los que estamos excluyéndoles de algún universo que desean conquistar.

Toda esta parrafada, escrita por Wecandoit, va de que una profesora de la Universidad Católica San Antonio de Murcia, Gloria María Tomás, ha concedido una entrevista al diario alicantino información.es para hablar tan tranquila acerca de sus opiniones sobre los homosexuales.

“Desde el punto de vista sanitario, hasta 1970 era una enfermedad y por temas políticos lo quitaron. Desde el punto de vista ético, toda persona tiene una dignidad ontológica que nadie puede quitar. Esa dignidad la tuvo tanto Hitler como la Madre Teresa de Calcuta. Un homosexual declarado también tiene esa dignidad. Desde el punto de vista católico -mi religión- los homosexuales son queridos y respetados, pero sus actos se consideran desordenados porque van en contra de la ley natural. Esa visión yo la comparto. Van en contra de la apertura a la vida, de la complementariedad afectiva, que se traduce en la relación entre hombre y mujer”, dice está mujer que recnoce que no está casada. ¿No es por tanto desordenada su vida, por ir “en contra de la complementariedad afectiva, que se traduce en la relación entre hombre y mujer”?

O esta otra cita: “Creo que la homosexualidad nos la quieren meter por narices en esta sociedad. No hay ninguna serie en TV en la que salga un gay sufriendo”. Esta tía no se ha enterado que durante siglos, en literatura los homosexuales hemos sufrido, hemos sido castigados y hemos acabado, carcomidos por la culpa suicidados en cualquier esquina? Y claro, suicidados tampoco somos buenos, ¿no?

En fin, tampoco hay que extrañarse. Una universidad católica hoy en día… es lo que es. Y gente con ganas de notoriedad siempre hay. No se le pueden pedir peras al olmo. ¡Uy! y no hay que mezclar manzanas y peras. Al respecto, visitar la web www.dosmanzanas.com

Anuncios

2 pensamientos en “Sí, somos 10.000, y todo lo que falta

  1. Mara, no seas tan dura con esa buena mujer. Debes entender que la pobre es virgen (sí es soltera y con sus ideas… Lo será. No?), y no sólo es virgen sino que además, ni tan siquiera ha encontrado el amor con el Espíritu Santo.Te haces una idea de lo duro que debe ser llevar eso? Ya no es una niña, ni está en edad de merecer, así que… déjala que la pague con alguien.Es más, yo le propondría ser madrina de la LLP. seguro que la pobre… hasta lo acepta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s