La LLP denuncia a Chuck Norris

La LLP denuncia a Chuck Norris

En un artículo publicado en la web Townhall.com bajo el título, “Si la democracia no funciona, prueba con la anarquía”, Chuck Norris hace una apología del neoconservadurismo radical.
En el mencionado artículo critica a los gays violentos que se manifestaron contra la aprobación de la Proposition 8 (la que prohìbe el matrimonio homosexual en California), cuatro en total, a pesar de que el actor y súper héroe americano de patada y metralleta detalla y describe de forma minuciosa y también tendenciosa actos tan desagradables como un homosexual escupiendo sobre una cruz (como si los hombres en especial no escupieran sobre terrenos de juego, aceras, andenes del metro y hasta en ascensores); también aprovecha el espacio virtual para criticar las propuestas radicales de algunos bloggers anti Proposition 8, que hablan de quemar iglesias y, sí, es cierto, desvaríos parecidos. Hasta aquí todo es hasta cierto punto comprensible: las sensibilidades, la demagogia, la posición victimista de las mayorías frente a una posible y ficticia y paranoica dictadura de las minorías… Pero, lo que la LLP considera absolutamente inaceptable que se quede tan ancho al decir: “Existe una gran diferencia entre defender de forma respetuosa los derechos civiles y exigir el apoyo público, a través de coerción y tácticas de represión, de lo que muchos consideran un comportamiento sexual antinatural”.
Así que la LLP lo ha declarado Enemigo Público Número… ¿? Bueno, no saben el número que le corresponde, porque… hay tantos. Además, la LLP recomienda no ver nunca ninguna de sus violentas series televisivas (ni siquiera un trailer).

También os deja, para que os entretengáis, una lista con algunos chistes sobre Chuck.

Los Dinosaurios miraron mal a Chuck Norris una vez. UNA VEZ.

Chuck Norris murió hace 10 años, pero La Muerte no ha tenido el valor de decírselo.

Superman usa pijamas de Chuck Norris.

Las lágrimas de Chuck Norris curan el cáncer. Es una pena que él no haya llorado nunca.

Una vez, un ciego pisó el zapato de Chuck Norris. Chuck le dijo “¿No sabes quién soy? ¡Soy Chuck Norris!” La mera mención de su nombre curó la ceguera del hombre. Desgraciadamente, la primera, última y única cosa que este hombre llegó a ver fue una mortal patada giratoria lanzada por Chuck Norris.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s