Mal principio de año


Desde que ha empezado el año tengo este aspecto. En serio, de simio que pretende controlar algo de su vida y de su historia pero que no controla nada.
Enero, adobado con una gripe y una bronquitis, se presentó como un recordatorio de nuestra finitud, por culpa de las muertes de padres y madres de varios amigos, y un recordatorio también de la decrepitud de la vejez, por el estallido de enfermedades y demencias variadas, también próximas a mi humilde persona.
En cuanto a febrero, en dos días sabré si sigo teniendo o no trabajo (os lo diré). Por si fuera poco, la novela que envié a una editorial no tiene ninguna posibilidad de salir airosa de la prueba del “informe del aguerrido lector”, según me comentó en persona la editora.
Por último y no por ello menos importante, al menos para mí y para mi cara de simio, (at last but not least, que diría un británico), el miércoles pasado, el Barça perdió con el Liverpool 1 a 2, y tiene la eliminatoria prácticamente sentenciada en su contra (como en mi contra parecen estar los hados).
Por eso es que se me han quedado esta cara y este gesto en el cuerpo: rígida como una tabla de planchar, con miedo a mover ni un dedo no sea que el hado de turno note mi presencia y vuelva a ponerse a jugar conmigo. De todos modos, intento concentrarme y fijarme en lo que tengo y no en lo que no tengo. En fin, que trato de no escupirle a la vida (véase entradas anteriores) y de leer sólo las buenas noticias (véase entrada de blog de hace unos días) que me pone delante.

Por cierto, antes de que se me olvide, este fin de semana (3 y 4 de marzo) se presenta en San Sebastián la revista Sales.

Anuncios

3 pensamientos en “Mal principio de año

  1. La veritat és que no ha estat un bon començament d’any per vosaltres … però potser el que ha de venir és la òstia. Em sap greu això de la novela … què penses fer ara? Que passeu bons caps de setmana … i després a per la cervesa, eh?Pel que fa la Barça … després de demà i el Sevilla en parlem.

  2. A veces parece que todo te viene en contra, tambien dicen que nada es eterno ni lo bueno ni lo malo, aunque siempre parece que lo malo dure más.Se ha de esperar que lo que tenga que venir sea la òstia como dice grizzly.Penumbra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s